Una Pasión Rusa

TÍTULO ORIGINAL: Una Pasión Rusa

unknownAUTOR: Reyes Monforte

SINOPSIS:  Impredecible, bellísima y dotada de un hondo sentimiento, como la música compuesta por el genial Serguéi Prokófiev, así era Lina, su musa, su amante y su esposa.

Nacida en Madrid en 1897, con apenas 20 años se enamoró perdidamente del que sería su marido, del hombre y también del genio. «La princesa Linette», «mi Avecilla», como la llamaba Prokófiev, comenzó junto al compositor la vertiginosa andadura que da cuerpo a esta novela, que transcurre en los grandes escenarios del siglo XX, desde el Nueva York de los rascacielos, al París de las vanguardias y el glamour, donde la pareja formaba parte del círculo más exclusivo de intelectuales y artistas: Coco Chanel, Hemingway, Picasso, Matisse, Ravel, Diáguilev…

Los años transcurrieron luminosos hasta que Prokófiev decidió regresar a la Unión Soviética, donde pretendía consagrar el éxito cosechado en el resto del mundo. Allí, tras los dramáticos tiempos de la Segunda Guerra Mundial, Lina fue acusada de «espía extranjera» bajo el terror estalinista, encerrada y torturada en la siniestra Lubianka y condenada a trabajos forzados en el gulag. Solo su fortaleza, su pasión por la vida y el amor indestructible que sentía por su marido le permitieron sobrevivir.

OPINIÓN PERSONAL: No sé cómo empezar esta crítica porque no sé bien cuanto puedo expresar sin llegar a ofender a la familia de la protagonista, y no porque haya aborrecido la historia, ni muchísimo menos, me ha parecido una historia excelente, y muy bien trabajada, sino porque Lina Prokófiev ya escribió su propio libro, autobiográfico, en el que contó esta historia de una forma tan similar que me da escalofríos. Es cierto que Reyes Monforte ha esculpido la historia con todo lujo de detalles, y, tal vez hasta más limpiamente que la autora original, pero no sé si me parece correcto darle una buena crítica a un supuesto plagio. La familia de Lina puso una denuncia contra la nueva autora por esta suposición, y, comparando los dos libros “Una Pasión Rusa” y “Una Española en el Gulag“, hay episodios tan símiles que podrían considerarse siameses. Y, aunque el libro me parece una genialidad, y nos da a conocer a una mujer que, de otra forma no habría descubierto y que sin duda merece todo nuestro respeto y admiración, no creo que haya sido justo contar una historia que ya fue contada en su día por la misma protagonista de esta, sin su consentimiento, o, en este caso el de sus familiares, o, al menos, no haberlo hecho de forma tan equivalente, aunque con más florituras a lo que lo hizo la autora de este.

Dejando esto a un lado, pese a que me es difícil, es una obra que me ha gustado bastante, con partes sumamente interesantes y pasajes que me estremecieron por su crueldad, especialmente por su veracidad; y es que lo más apasionante y desgarrador de esta historia es que es real, y me escandaliza todo lo que ocurrió, no sólo a Lina Prokófiev, sino a toda la población rusa, europea y en definitiva a todos los que osaron interponerse en el camino del gran dictador Stalin. Unos sucesos crueles que nos demuestran que no fue Alemania la más cruel de las naciones durante la Segunda Guerra Mundial, sino que todas las partes de esa terrible realidad fueron igualmente sangrientas y antihumanitarias. He llegado a odiar con toda mi alma a Stalin durante esta obra, incluso más de lo que ya lo hacía antes, igual que me sucedió con Hitler al leer el Diario de Ana Frank.

En definitiva, comienza como un relato de amor, de pasión, de música y de armonía, hasta que todo se tuerce para dar paso a un arrollador huracán en el que Lina demuestra ser mucho más dura de lo que parece en un principio, demuestra que la mente controla al cuerpo, y que siempre hay algo bueno por lo que luchar, que no vale rendirse hasta que no se puede más. Demuestra que su fuerza interior y el amor por su marido que por lo que parece un complot estalinista la deja por otra, y, en definitiva, la esperanza, son las armas más poderosas frente a cualquier situación. Y yo no soy capaz de imaginarme viviendo esa situación, y mucho menos superándola como lo hizo esta heroína de la que poca gente ha oído hablar, y que, eso sí hay que agradecérselo a Reyes Monforte, gracias a Una pasión Rusa se ha dado a conocer un poquito más.

PREMIOS: Premio Novela Histórica Alfonso X el Sabio 2015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s