Por una Rosa

Unknown
¿No es preciosa?

Parece que últimamente La Bella y la Bestia ha resurgido de sus cenizas para dejarnos flashbaks de nuestra infancia mezclados con nuevas historias y emociones. Todo empezó con la película en versión “real” (no de dibujos) de este clásico de Disney, y ahora Laura Gallego, Benito Taibo y Javier Ruescas nos traen este libro compuesto por tres historias inspiradas en el cuento, dándole nuevos puntos de vista y dotándolo de una nueva frescura.

 

No voy a mentir, por las críticas que tenía, esperaba más; pero esto es lo que suele ocurrir cuando te creas expectativas muy altas de un tema cualquiera: no suele estar a la altura.

Dicho esto, empezaremos por analizar el cuento de Laura Gallego: El Zorro y la Bestia.

17265363_736596579842310_5984728707237937152_nSi os digo la verdad, no me ha impresionado. Sí, es Laura Gallego, sí, tiene un estilo muy ameno, muy juvenil, pero en este caso se ha quedado ahí. Ha escrito algo que podría haber sido muy bueno y se ha quedado en un “está bien”.

Es una historia interesante, basada en el mundo que ella misma crea en su libro Todas las Hadas del Reino, cosa que me parece que ya capta tu atención si lo has leído antes, y si no lo has hecho, lo entenderás perfectamente, aunque no tendrás esa pequeña satisfacción de descubrir este dato. Este cuento nos habla (así a grandes rasgos) del engaño de lo físico, un tema muy relacionado con la historia en la que está inspirado, y hay algunas frases muy chulas sobre este tema (pondré alguna al final de la entrada), pero no veo que vaya a más. La historia es muy sencilla y da la sensación de que es plana. Le falta, como diría mi abuela, chicha.

La segunda historia que nos presentan, Anabella y la Bestia, está escrita por Benito Taibo, un escritor del que ya tenía ganas de leer algo, pues he escuchado muy buenas críticas de su libro Persona Normal. La verdad es que su estilo me ha gustado bastante, y posee una capacidad innata para evocarte ideas y sensaciones sin mencionar nada que esté relacionado con ellas, cosa que me ha sorprendido mucho y que hace que te sumerjas de verdad en el mundo que te dibuja con sus palabras. Me ha encantado la

images
La ilustración es una pasada

originalidad del tema, convirtiendo a la bestia en un tren y dándole algo de paralelismo con la historia en la que está inspirada al final con Aurelio, pero sin referencias muy obvias aparte de los nombres y de una rosa de plástico que la protagonista lleva siempre con ella.

El tema es singular: trata el tema de la inmigración y de las penalidades que estas personas sufren a lo largo de un viaje en el que tratan de dejar atrás todas las penalidades que sufren en su tierra, pasando por un infierno en el camino. El final en cambio, no me ha gustado, y no es por otra razón que porque me parece muy forzado: la historia es muy realista; empieza en un pueblo muy pobre de México, con un amor  tan puro que da miedo, y de repente todo se tuerce y nuestra protagonista pasa por un infierno, dándose cuenta de que es autosuficiente. Y, de repente, se mete en una situación que le es imposible de salvar, y llega su amante de la nada y la salva. Y ale, ya está terminado. Supongo que habrá gente a la que esto le gustará, pero a mi me ha parecido bastante irreal, y no me ha convencido para nada. Si el final hubiera sido de otra forma, me habría encantado esta historia.

 

 

Por último, Javier Ruescas nos agasaja con Al Cruzar el Jardín, que se ha convertido en mi favorito con gran diferencia. Para empezar, no había leído nada suyo, y tengo que decir que me ha impresionado por el rigor con el que es capaz de relatarnos los acontecimientos con un número de palabras muy bajo. Sus palabras son certeras, medidas con la precisión exacta, de forma que no hay nada que sobra, como un Unknown-2concentrado de la historia. De esta forma, es capaz de contarnos en unas 70 páginas lo que cualquiera habría ocupado 140. Por otra parte, el hecho de que esté escrito en segunda persona del singular, de que se refiera a ti directamente… le da mucha profundidad al libro.

En cuanto a la trama en sí, me gusta mucho la forma de unir pasado y futuro en un presente no muy lejano. La bestia es un hombre, y es Bella la que no es una mujer (el resto lo tendréis que descubrir vosotros). También me han encantado las relaciones con el cuento que le sirve de inspiración, que son muchas a lo largo de la historia, y que te sacan una sonrisa cada vez que las lees. Por último, me gustaría comentar que el final de esta historia es genial. Conforme lo lees, te sientes muy confundido, y piensas que significa una cosa. Entonces te pones nervioso y das un par de vueltas por la habitación en la que estás, y luego coges el libro y relees los últimos tres párrafos, y te das cuenta de que no es así, y aquí es cuando adviertes que llevas un minuto sin respirar y de que puedes morir si no rellenas tus pulmones. Un final excepcional. Si tuviera que comentar algo, es que tiene muchos clichés, pero, ¿qué libro no los tiene? Creo que como inspiración de un cuento Disney, esta genial.

En cuanto al libro, tengo que destacar las ilustraciones, que son MARAVILLOSAS. En serio, son espectaculares y tenéis que verlas (La ilustradora es Mar Blanco y os invito a que busquéis sus diseños).

Para terminar, diré que es un libro que está bastante bien, pero que tampoco es para echar cohetes. Sin embargo, lo recomiendo mucho para lecturas amenas y para niños algo mayores (o no tanto). Y hago principal hincapié en la historia de Javier Ruescas, que da para un libro en solitario.


FICHA TÉCNICA

Nombre: Por una Rosa

Autores: Laura Gallego, Benito Taibo y Javier Ruescas.


CITAS

“-Nunca confíes en individuos que no conservan su madriguera arreglada- se dijo a sí mismo mientras alzaba el grueso candado con despreocupación. – Es posible que mantengan su alma en un estado similar. “ (Laura Gallego)

“No se podía hacer otra cosa excepto ver el cruel espectáculo. Tan solo fuego y ruinas alrededor. Ya no se reconocía la casita que antes se levantaba allí, con macetas de flores en las ventanas y un corralito donde ahora sólo quedaban los restos humeantes e irreconocibles de un montón de pollos calcinados. En el Cajón no había bomberos. Y con excepción de unos cuantos vecinos que tiraban frenéticas cubetas de agua sobre las llamas, los demás no movían un dedo. Pero eso sí, se santiguaban y rezaban en voz alta.” (Benito Taibo)

“¿Quién dijo que las princesas tenían que ser rescatadas?

¿Quién dijo que las princesas eran cobardes?

¿Quién dijo que las princesas lloraban?

¿Quién dijo que las princesas no podían domar a la Bestia?” (Benito Taibo)

“Pero ahora, sencillamente, quieres ser mejor. Por ella. Y demostrarle que también puede aprender de tu, que tu pequeño mundo guarda secretos que ahora quieres compartir con ella” (Javier Ruescas)

“Aunque te olvide, sé que lo que siento ahora mismo es tan real que no me importa que sea una ilusión. Y si a eso se le llama querer, puedo decir que te he querido. “(Javier Ruescas)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s