Una Habitación Propia

Oh Virginia… ¿Porqué no te conocí antes? ¿Porqué no conseguí antes un ejemplar de esta obra maestra que es Una Habitación Propia? Antes de este libro me consideraba feminista, ahora lo soy hasta la médula.

Empecemos por comentar un poco a la autora de este ensayo largo que es Una Habitación Propia: Virginia Woolf es una de las escritoras más relevantes del modernismo literario del siglo XX. Tocó múltiples formatos, como el ensayo, la novela o el cuento.Unknown-1 Pero lo interesante, lo que me gustaría comentar, es que padecía trastorno bipolar y depresión. La muerte (primero de su madre cuando ella tenía 13 años, más tarde la de su hermana, a la que siguió su padre) marcó su vida, y no hizo sino agravar su enfermedad mental. Me resulta muy curioso el hecho de que padeciera esta patología, pues su obra es muy cabal, muy organizada, minuciosamente estudiada, si bien es cierto que no soy médico, y que puedo estar metiendo la pata hasta el fondo, y que estas características sean propias de personas bipolares. Creo que tenemos estigmatizadas las enfermedades mentales como irracionales, locas y estúpidas, cuando no significan para nada eso, sino, tal vez, todo lo contrario. Para empezar, el trastorno bipolar se caracteriza por saltos muy marcados en el estado de ánimo de una persona, y, en el caso de Virginia, por escuchar voces que le indicaban ideas que a ella le resultaban de lo más lógico. Y yo me pregunto, ¿No sería en esos periodos, en los que las ideas venían a borbotones de la mano de voces internas, en los que sacaba las mejores reflexiones? Tal vez si esto fuera así, cuando cesara esta fase y volviera a su punto más equilibrado, consiguiera reorganizar todos los pensamientos que había tenido, y así surgieran sus libros. Y mi verdadera pregunta es: ¿podría Virginia haber escrito lo que escribió como lo escribió si no hubiera tenido un trastorno bipolar?

Dejo la pregunta en el aire y comentaré, por último, que la autora acabó por suicidarse  debido a una nueva recaída, tirándose a un río con un abrigo lleno de piedras, y dejando una nota desgarradora a su marido en la que se siente la desesperación y la angustia.

Empecemos, después de esta breve introducción a la autora, con el libro que ha ocupado mi mente estos últimos días. Una Habitación Propia es, sin duda, la Biblia del feminismo, pero no os asustéis, que la palabra feminismo (no sé cómo) ha adquirido Unknownconnotaciones muy negativas: aquí no se pone verde a ningún hombre por su condición de hombre, sino más bien todo lo contrario. En este libro, se le pide a la autora una reflexión de las mujeres y la literatura, a lo que ella responde con este ensayo largo, en el que lleva el tema a otro nivel. En él, nos va a contar la historia de las mujeres, de cómo han estado oprimidas, de como el hombre tiene libertad mientras la mujer se queda en casa, y de la carencia de literatura femenina debida a la falta de libertad y de autosuficiencia económica de esta. Pero no se queda ahí. Nos hace reflexionar sobre el hecho de que existan numerosos libros en los que un hombre habla sobre las mujeres, pero no encontramos a ninguna mujer que haya escrito sobre la condición de mujer (cabe decir que este libro se escribió en el siglo pasado, y que han ocurrido muchas cosas desde entonces). Las mujeres siempre habían sido, hasta entonces, reflejadas desde los ojos de los hombres, y en relación con los hombres, nunca con otras mujeres. ¿Cómo es esto siquiera posible? ¿Cómo puede ser que la mujer sea definida por el sexo contrario, que carece de la visión de cómo es ser mujer? ¿Nos dedicamos nosotras a escribir libros sobre cómo ser hombre? No tiene ningún sentido para mí, y, teniendo en cuenta este dato, se hace más evidente el porqué de la represión de la mujer.

Pero Woolf no se conforma con llevarnos de la mano por siglos de historia para desglosar las causas y consecuencias de la condición de la mujer y la relación de esto con la literatura. Ella va mucho más allá: nos habla de la importancia para el ser humano de la independencia y la libertad; del poder que el dinero ejerce sobre la dignificación de las profesiones; de la verdad, y de muchos temas de gran controversia que ella expresa con total claridad y concisión.

El estilo de la autora es minucioso, sarcástico, lacónico y concluyente. Tiene una capacidad innata para desglosar sus pensamientos y plasmarlos meticulosamente en el papel para que nosotros lleguemos a sus conclusiones (las compartamos o no). Es inteligente, eso se ve en su escritura, y no se deja abacorar por cualquier trivialidad; ella sigue su instinto a pies juntillas, porque es en lo que cree, su verdad.

En definitiva, creo que este libro debería leerlo todo el mundo, no sólo las mujeres, sino todo ser humano (que a veces por cómo habla la gente parece que seamos especies distintas). Un libro excepcional que termina con una severa reprimenda a las mujeres por no tratar de basarse en sus propios estándares y aceptar los de la sociedad (por mucho que ellas creyeran que no tenían otra salida). Así que mujeres, hombres, niñas y niños, personas en definitiva, luchad por lo que queréis hacer y no dejéis que otras personas os creen unos estándares en los que no os sentís cómodos.


FICHA TÉCNICA

Título: Una Habitación Propia

Título Original: A Room of One’s Own

Autor: Virginia Woolf

Fecha de Publicación: 1929

Nº de Páginas: 160

Idioma Original: Inglés


FRASES

“En todo caso, cuando se aborda un tema tan controvertido, no cabe albergar la esperanza de decir la verdad. Sólo cabe explicar cómo se ha llegado a profesar determinada creencia.”

“La historia de la oposición masculina a la emancipación de la mujeres quizá sea más interesante que la propia historia de la emancipación”

“El dinero dignifica lo que se tiene por frívolo si no se paga por ello”

“Y es que las obras maestras no son logros aislados y solitarios; son el resultado de muchos años de pensamiento en común, del pensamiento colectivo de muchas personas, de tal suerte que, tras esa voz individual, se encuentra la experiencia de la masa”

“Puedes cerrar tus bibliotecas si te place; pero no hay verja, ni cerradura ni candado que puedas imponer a mi libertad de pensamiento”

Anuncios

1 comentario en “Una Habitación Propia”

  1. Este libro ha marcado para mi un antes y un después. Desde entonces analizo mucho más los micromachismos y escojo muy bien lo que leo dando prioridad a escritoras.
    No me canso de recomendarlo. Gracias por la reseña.

    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s